Los contratistas de obra pública piden mejoras en los concursos de Murcia

 

El sector de la construcción está preocupado por la forma en la que se licitan las obras públicas del Ayuntamiento de Murcia. En este contexto, el presidente de la Cámara de Contratistas de Obra Pública, Alfonso Segura, acompañado del presidente de la Federación Regional de Empresas de la Construcción, (FRECOM), José Hernández, mantuvieron un encuentro ayer con el concejal de Infraestructuras y Obras del Ayuntamiento de Murcia, Mario Gómez, al que han trasladado algunas propuestas para mejorar estos procesos y le han demandado una mayor trasparencia en ellos.

 


Hernández y Segura han recordado que Gómez ya se reunió con los contratistas de obra pública el pasado julio en un evento abierto en el que estos le pidieron una mayor seguridad jurídica para las empresas licitadoras por medio de pliegos claros, homogéneos y ajustados a la legalidad. Como continuación de aquella primera toma de contacto, la junta directiva de esta organización, adscrita a FRECOM, ha elaborado un listado de recomendaciones para conseguir esas mejoras.

 


Entre otras sugerencias, el texto presentado al concejal plantea establecer umbrales de temeridad cuando se sobrepase el 2,5% por debajo de la oferta media; el establecimiento de fórmulas que aclaren en qué casos se pueden aceptar ofertas temerarias; la inclusión de cláusulas claras de revisión de precios en los contratos de ejecución superiores a un año; el establecimiento de criterios de capacidad que aseguren que las adjudicaciones van a parar a empresas solventes que operan dentro de la legalidad; la introducción de criterios de adjudicación de valoración subjetiva (los llamados criterios de oferta técnica) en las obras a partir de 250.000 euros, sin que en ellas se opte por la subasta, que es una fórmula que estas cantidades puede dar lugar a importantes pérdidas de calidad, y la fijación de unos criterios sociales y medioambientales relacionados con el objeto del contrato como cláusula especial de ejecución.

 


Alfonso Segura, al que además de José Hernández le han acompañado el vicepresidente de la Cámara de Contratistas de Obra Pública de la Región de Murcia. Alejandro Lázaro Bádenas, y el secretario general de FRECOM, Gustavo García, también le ha pedido a Mario Gómez una mayor transparencia en los procedimientos de adjudicación de los contratos públicos, incluida la puesta a disposición del público de los contratos menores de 40.000 euros cuando se adjudican. En la actualidad no es posible conocer la inversión real del Ayuntamiento durante el ejercicio, ya que estos contratos solo se contemplan en las estadísticas a año vencido. “De este modo podremos ofrecer datos ciertos y transparentes de inversión a la opinión pública”, ha afirmado el presidente de los contratistas. Sobre este punto, Gómez se ha comprometido a poner en marcha esta medida “para que el Ayuntamiento de Murcia ofrezca la transparencia que debe tener toda administración pública”.

 


El concejal también ha trasladado al sector la existencia de algunos supuestos de limitación de la concurrencia por prácticas colusorias en algunas licitaciones del Ayuntamiento. Sobre este punto, la Cámara de Contratistas de Obra Pública exige la aplicación sin excepciones de la ley para que se excluyan las ofertas de los licitadores que incluyan en práctica colusoria cuando así se demuestre.

 


Los representantes empresariales también han recordado durante el encuentro que, tal y como se refleja el Libro Blanco de la Construcción, por cada millón de euros de inversión se crean veinte empleos temporales y se fomenta la actividad económica, el turismo, el transporte, el saneamiento y las obras de defensa de ramblas, así como las comunicaciones. En ese mismo documento se insiste también en la necesidad de una ejecución máxima de los presupuestos. Sobre este punto, Segura ha recordado “el bajo nivel de adjudicación y formalización de las licitaciones hasta julio de 2019” en al Ayuntamiento de Murcia. En concreto, hasta el 2 de julio de se habían adjudicado y formalizado menos de 1,2 millones sobre un total de inversión prevista de 14 millones de euros. En cambio, ha reconocido, en estos meses el nuevo concejal ha licitado más de 2,3 millones de euros en expedientes nuevos y ha adjudicado 2,2 millones de expedientes en curso, de los cuales ha formalizado 1,8 millones. De ahí que haya felicitado al concejal “por el cambio positivo en la gestión de los expedientes de contratación y por el trabajo duro y eficiente a pesar de que ha empezado a trabajar con las dificultades derivadas del periodo estival".