FRECOM exige al nuevo consejero resolver las asignaturas pendientes de la última década que limitan el crecimiento

 

El máximo órgano de gobierno de la Federación Regional de Empresarios de la Construcción de Murcia (FRECOM) se ha reunido esta mañana con el nuevo consejero de Fomento e Infraestructuras de la Comunidad Autónoma, José Ramón Díez de Revenga, que ocupa el cargo desde este mismo mes. El encuentro, encabezado por el presidente de esta patronal, José Hernández, ha sido aprovechado por el sector para “poner sobre la mesa las tres grandes asignaturas pendientes de la Comunidad”, en palabras de Hernández. Estas “reivindicaciones históricas que no se han solventado en la última década” y limitan el crecimiento del sector, del empleo, de la inversión y de la economía regional, ha añadido, son la aprobación de los planes generales de ordenación urbana (PGOU) pendiente en distintos ayuntamientos, la agilización de la burocracia que afecta al sector y un “compromiso de inversión sostenible en obra pública”.

 

 

 

FRECOM propone la creación de una ‘Plataforma de desarrollo urbanístico sostenible’ para evaluar el grado de gestión actual de los PGOU de los diversos municipios, establecer prioridades y concretar cuáles necesitan una aprobación inmediata. Hernández ha reclamado a Díez de Revenga en este punto la necesidad de incrementar “transparencia y seguridad jurídica en el cumplimiento de la ley para definir qué se puede y qué no se puede hacer”. Como ejemplo de lo que estas carencias suponen ha citado el ejemplo de San Javier, donde la falta de un nuevo PGOU incide en un “impacto negativo sobre lo que el sector podría aportar a la Región como destino turístico”. Hay que ser más “transparentes y eficientes”, ha explicado el presidente de FRECOM en el encuentro, en el que le han acompañado los vicepresidentes de la federación, Luis Fernández Mula, José García-Balibrea, Antonio Navarro y Alfonso Segura, y su secretario general, Gustavo García.

 


Los miembros de esta Comisión Ejecutiva han propuesto en segundo lugar a Díez de Revenga “dotar de mayor capacidad de gestión” a la Unidad de Aceleración de Inversiones Inmobiliarias”, la conocida como UNAI Inmobiliaria, y crear un “espacio abierto de conocimiento” que permita “establecer procedimientos sencillos que faciliten y doten de seguridad el trabajo de la administración mediante una formación continua, en el que participen expertos del sector y empleados públicos”. El objetivo en este punto es lograr una agilización burocrática de los trámites necesarios con la administración. Los constructores denuncian en concreto “plazos infinitos e inseguridad jurídica” en la actualidad, lo que incide en la “ralentización de proyectos viables con sus correspondiente impacto en riqueza y empleo”.
Finalmente, FRECOM ha llevado a su primera reunión oficial con el nuevo consejero de Fomento e Infraestructuras, su propuesta de creación de un ‘Panel de expertos en Obra Pública’. Se trata de un órgano consultivo “que estaría formado por representantes del sector; técnicos, como ingenieros y arquitectos; economistas, y también representantes de la sociedad, que son los usuarios últimos de estas inversiones”. De este modo, ha recordado Hernández, se persigue facilitar que los planes de inversión se tracen a medio y largo plazo y asegurar que un pilar básico para la economía, el empleo y la sociedad en general, como son las obras públicas, se configure para atender las necesidades de la ciudadanía a la que sirve y no como un instrumento de estrategia política sujeto a los periodos electorales, como ocurre con frecuencia. Se trata de una fórmula que ya funciona desde hace dos años en Cataluña y que podrá impulsar “la homologación de cláusulas en contratos de obra pública, una mayor licitación y la agilización de adjudicaciones”. Como ejemplo de lo que ocurre ahora, FRECOM ha señalado que la baja media en los precios de contratación con la consejería registrados en 2018 fue superior al 29%, lo que “quiere decir que la consejería ha considerado justificadas, con carácter general, bajas del 30% sobre el presupuesto de licitación”. Con estas prácticas “no podemos considerar que se garanticen la calidad de las obras, el empleo digno y la viabilidad empresarial”.

 


En este punto la Comisión Ejecutiva de FRECOM también ha requerido un “compromiso de inversión sostenible en obra pública” que permita la creación y el mantenimiento de las infraestructuras necesarias y el correspondiente “impacto directo en la generación de empleo” que conllevan estas actuaciones.

 


Los representantes de los empresarios murcianos de la construcción también han trasladado a Díez de Revenga su ofrecimiento de “máxima colaboración al nuevo equipo de la consejería”.