EL NUEVO RETO DEL SECTOR INMOBILIARIO: SANAR UN PARQUE DE VIVIENDAS ENVEJECIDO

Más de ocho millones de viviendas en España necesitan acometer mejoras en sus estructuras para reparar daños como la carcoma o las humedades.

Basta pasear por el centro de una gran ciudad como Madrid para hacerse una idea de la edad de sus edificaciones. La obra nueva o en construcción escasea, frente a la abundancia de edificios clásicos de principios de siglo XX que pueden encontrarse en barrios como Chamberí y Salamanca.

 

O las construcciones que se levantaron en los años 60 y 70, al calor del desarrollismo económico de aquella época, ubicadas en barrios de la periferia. U otros ejemplos de edificaciones con mayor solera, como las típicas corralas que pueblan el barrio de Lavapiés.Además de aportar personalidad a la zona donde se asientan, estas edificaciones ofrecen un importante filón de negocio para el sector constructor y promotor. Ante la escasez de suelo en el centro para levantar obra nueva, profesionales como Gonzalo Prado, director de Contratación de la Territorial Centro de Inbisa, se preguntan «¿Por qué buscar negocio en otras regiones, cuando lo tenemos en Madrid?». Defiende que «la rehabilitación de viviendas es una oportunidad muy buena en estos momentos».

 

Los visados concedidos para la reforma de inmuebles arrancaron el año con fuerza, sumando casi 4.000 entre enero y febrero, lo que supuso un incremento del 8,5% con respecto al mismo periodo del año pasado, según datos del Ministerio de Fomento. Sin embargo, en el acumulado de enero a septiembre cayeron un 4% interanual, hasta las 19.113 unidades.Ayudas estatalesAun con esta caída de los permisos, la rehabilitación se alza como uno de las mayores focos de interés para el sector que, además, cuenta con el respaldo de la Administración para promover estas obras. Entre las líneas prioritarias del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, se contemplan ayudas para la edificaciones y viviendas particulares que pongan en marcha reformas orientadas a mejorar la eficiencia energética, que figura como uno de los grandes esfuerzos del sector en este nuevo ciclo.El plan del Gobierno contempla, igualmente, ayudas para aquellas comunidadesque mejoren la accesibilidad al edificio para las personas con movilidad reducida o los mayores de 65 años.La rehabilitación es, por tanto, una oportunidad de crecimiento para el sector, pero, sobre todo se presenta como una necesidad.

 

Una parte importante de los 25,2 millones de viviendas que componen el parque residencial español es antiguo y requiere de mejoras en sus estructuras. Un informe de la aseguradora Mutua de Propietarios cifra en 8,6 millones -el 34% del parque- los hogares que necesitan acciones de mejora. El documento refleja que es la cifra de unidades que deben pasar el Informe de Evaluación de Edificios (IEE), inspección de carácter obligatorio para inmuebles con más de 50 años. En algunas comunidades y ayuntamientos, se exige para bloques de más de 30 años.

 

https://www.elmundo.es/economia/vivienda/2018/12/28/5c24f94afc6c83db6f8b4630.html