Así han cambiado los jueces el proceso para firmar una hipoteca

Los sucesivos fallos contrarios a la banca han obligado al sector a modificar sus prácticas, empujados por la nueva normativa en vigor

Cuando en 2007 se llegaron a firmar más de un millón de hipotecas, solo una pequeña proporción de los ciudadanos y empresas que entonces estampaban su firma en la escritura ante notario sabían a lo que se exponían. Conocían cuál sería la cuota inicial, el importe a financiar, el plazo y los intereses. Pero poco más. Y de forma muy genérica. Así se demostró nada más comenzar la crisis económica, cuando muchas de las cláusulas que incluían esos préstamos se revelaron en más que peligrosaspara los intereses de los consumidores.

Desde que los jueces comenzaron a fallar las primeras sentencias en contra de la forma habitual de trabajar de las entidades bancarias, acusadas de no aplicar las buenas prácticas bancarias, y de «abusar» en esos procesos de información, negociación y firma, las entidades se han ido plegando a un nuevo modo de actuar. Un protocolo, impuesto en muchos casos, y que ha tenido su reflejo en las diferentes normativas aprobadas a rebufo por los dos últimos Gobiernos para aplacar una situación que, en ocasiones, era insostenible.

Una Orden del Ministerio de Economía de 2011 establece la obligatoriedad de facilitar la información regulada en la Ficha de Información Precontractual (FIPRE) y la Ficha de Información Personalizada (FIPER). Del mismo modo, la orden vigente regula la oferta vinculante, que, de coincidir íntegramente la información en ella contenida con la de la FIPER, podrá facilitarse en un único documento.

https://www.laverdad.es/economia/vivienda/pildora-financiera-jueces-proceso-firmar-hipoteca-20181030204027-ntrc.html