Castejón estudia anular también dos obras clave para pagar horas extra a funcionarios

Dijo a los sindicatos que, «si no queda más remedio», planteará al Pleno suprimir el reasfaltado de la Alameda y la reforma de la Plaza de Alicante

La espada de Damocles empleada por Ana Belén Castejón el pasado viernes con los proyectos de mejora del puente peatonal de Torreciega y de las calles Cuatro Santos y Gisbert, anulados tras la presión de los sindicatos municipales para pagar un millón de euros más en horas extra a bomberos y brigadas de infraestructuras, se cierne ahora sobre dos de las mayores obras planificadas por el Ayuntamiento de Cartagena para este año. Se trata de la repavimentación de la Alameda de San Antón y de la reforma de la Plaza de Alicante y la mediana del Paseo Alfonso Xlll. La alcaldesa llegó a comprometerse el pasado viernes, en su reunión con UGT, Comisiones Obreras, Csif y Sime, a llevar al Pleno la propuesta de eliminar estas inversiones, para obtener 430.000 euros que derivar al capítulo de gastos de personal.

Así lo confirmaron a 'La Verdad' fuentes municipales, quienes indicaron que la primera edil se inclina, no obstante, por apurar al máximo el calendario y esperar a la generación de ahorros con la adjudicación de distintos proyectos. Tras haber comprometido ya, en la Junta de Gobierno Local del pasado viernes, 206.194 euros (115.00 euros para bomberos y 91.194 para brigadas), el Ejecutivo socialista destinará a las nóminas de los trabajadores los 90.000 euros de baja conseguidos en la licitación de la reforma de la calle Beatas. Además, la primera autoridad municipal confía en que la competencia entre empresas por el contrato del parking disuasorio del Hospital Santa Lucía reporte una cantidad similar a la anterior. Ambas actuaciones fueron impulsadas por el grupo Ciudadanos.

https://www.laverdad.es/murcia/cartagena/castejon-estudia-anular-20180919004731-ntvo.html