En contra de la obligación de dedicar un 30% de las nuevas promociones a viviendas sociales

Representantes del sector advierten de que esa imposición llevará a la reducción de la oferta y, por tanto, al encarecimiento de la vivienda libre

Critican la falta de voluntad de las administraciones públicas para generar suelo y sacar adelante planeamientos urbanísticos

Representantes del mercado inmobiliario han manifestado su rechazo a las medidas regulatorias de las administraciones públicas, concretamente a las aprobadas por el Ayuntamiento de Barcelona, que obligan a destinar un 30% de todas las promociones residenciales a pisos sociales. Los agentes presentes en el foro La nueva ola del sector inmobiliario, celebrado en Barcelona y organizado por el diario Expansión Catalunya con motivo de su 20 aniversario, aseguraron estar de acuerdo con que se necesitan más viviendas asequibles, pero advirtieron de que esa imposición llevará a la reducción de la oferta y, por tanto, al encarecimiento de la vivienda libre.

http://www.elmundo.es/economia/vivienda/2018/06/26/5b3112eb46163f4baa8b4588.html