El Plan Estatal de Vivienda 2018-2020 presta especial atención al alquiler, la rehabilitación, la eficiencia energética y a la accesibilidad

El pasado viernes el Gobierno aprobó el Plan Estatal de Vivienda para el periodo 2018-2020, en el que se presta especial atención al alquiler, la rehabilitación, la eficiencia energética y a la accesibilidad.

 

En este sentido, establece ayudas a la rehabilitación edificatoria y a la regeneración y renovación urbana y rural y de rehabilitación para edificios de viviendas. Por primera vez se incluyen unifamiliares y viviendas dentro de un edificio de forma individualizada.

Las ayudas a la rehabilitación se concederán preferentemente a viviendas con antigüedad anterior a 1996, en el plan anterior era 1981, y se incrementa con carácter general del 35% al 40% de la inversión. Para accesibilidad, en el caso de personas con discapacidad y >65 años, y personas con ingresos inferiores a 3 IPREM hasta el 75%.

 

Actuaciones de regeneración y renovación urbana

Con especial atención a la infravivienda y al chabolismo, se amplía el plazo para finalizarlas, de 3 a 5 años. El presente Plan Estatal tiene dos grandes objetivos: contribuir al incremento del parque de viviendas en alquiler y fomentar la rehabilitación y regeneración urbana y rural.

 

Se lleva a cabo a través de las siguientes líneas estratégicas:

1. Carácter eminentemente social: especial atención a las personas en situación de desahucio o lanzamiento de su vivienda habitual y a las ayudas a la accesibilidad universal, así como a las familias numerosas.

2. Mejorar la calidad de la edificación y, en particular, de su conservación, de su eficiencia energética, de su accesibilidad universal y de su sostenibilidad ambiental.

3. Facilitar a los jóvenes el acceso al disfrute de una vivienda digna y adecuada en régimen de alquiler.

Facilitar el disfrute de una vivienda digna y adecuada a las personas mayores y con discapacidad mediante el fomento de conjuntos residenciales con instalaciones y servicios comunes adaptados.

5. Contribuir a evitar la despoblación de municipios de menos de 5.000 habitantes, facilitando a los jóvenes el acceso a la adquisición o rehabilitación de una vivienda en dichos municipios.

6. Contribuir a mantener la reactivación del sector inmobiliario, fundamentalmente, desde el fomento del alquiler y el apoyo a la rehabilitación de viviendas, edificios y a la regeneración y renovación urbana o rural.

7. Reforzar la cooperación y coordinación interadministrativa, así como fomentar la corresponsabilidad en la financiación y en la gestión.

 

https://www.infoconstruccion.es/noticias/20180312/plan-estatal-vivienda#.WqeNyujOXcs