Peatones y ciclistas 'volarán' sobre el río con un paseo verde entre Manterola y la autovía

El tercer proyecto de 'Murcia Río' incluye un itinerario con plaza y miradores en torno a una muralla vegetal, y la recuperación de la mota a ras del Segura.

 

La imagen actual de los destartalados márgenes del río tiene los días contados si la realidad se parece a la ficción de los vídeos elaborados por el Gobierno municipal para promocionar una de las obras llamadas a modernizar la imagen de la ciudad. El paseo del Segura, desde la pasarela Manterola hasta la autovía, bordeando el aparcamiento disuasorio del Malecón, será renovado completamente con un proyecto financiado por la Unión Europea a través del programa DUSI. Desde que dimitió el edil Roque Ortiz, el alcalde, José Ballesta, se ha volcado en la promoción de proyectos emblemáticos para el municipio, y ayer presentó en la terraza del Consejo Económico y Social -donde se ubicaba el antiguo Club Remo- las características del nuevo paseo fluvial de 19.825 metros cuadrados.

 

La Junta de Gobierno aprobó el lunes la licitación de esta iniciativa pública que tendrá dos circuitos peatonales diferenciados: una parte urbana, entre Manterola y la espalda del Conservatorio Superior de Música, donde la angostura del trazado permitirá ejecutar una estructura volada sobre el río generando un paseo de 5 metros de anchura, con un carril bici segregado bidireccional. A partir de ahí comenzaría una zona más naturalizada, entre la parte trasera del Conservatorio y el entronque con la autovía, a escasos metros de los dos proyectos ya lanzados de 'Murcia Río', como la Alameda del Malecón y el jardín de las Cuatro Piedras. Donde se pierde el voladizo se producirá un ensanche natural, creando una pérgola ajardinada y una zona de estancias, con una plaza-mirador, bancos, iluminación en el suelo y farolas y pantallas naturales con vegetación de ribera fluvial (álamos, olmos, almeces, fresnos, sauces, robles, laurel) en la parte más cercana al cauce y vegetación de huerta (árboles frutales, naranjos, limoneros, naranjos, higueras, moreras, olivos, granados, caquis, nísperos y una hilera de palmeras) en la que linda con el jardín. El carril bici atraviesa en su totalidad el paseo, y en la primera fase hay un desnivel de medio metro de diferencia; la estructura volada se colocará sobre el pretil -murete que preserva de caídas- que hay ahora en el río. Abundarán las plantas arbustivas y ornamentales (laurel, retama, rosáceas, saúco, tarays y zarzas), siguiendo recomendaciones de la UMU.

 

http://www.laverdad.es/murcia/ciudad-murcia/paseo-volado-permitira-20180306113756-nt.html