El nuevo plan urbanístico no podrá calificar el suelo de las vías de Chinchilla

El Consistorio saca a concurso la redacción del PGOU para subsanar sus deficiencias y obtener la aprobación definitiva

Cinco años después de que el 28 de diciembre de 2012 la Comisión de Coordinación de Política Territorial informase al Ayuntamiento de Alcantarilla de los puntos que debía subsanar para lograr la aprobación definitiva del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), el equipo de Gobierno del PP ha anunciado la licitación del contrato para redactar y solucionar los defectos del PGOU.

 

Durante el último lustro, el urbanismo de la localidad se ha seguido rigiendo por las normas de planeamiento aprobadas un lejano 1983. La empresa adjudicataria del concurso, según subraya la Consejería de Fomento, a la hora de redactar el plan no podrá calificar el uso del suelo de la línea ferroviaria Chinchilla-Cartagena. «Se queda en suspenso mientras se define el estudio del Ministerio de Fomento». Es decir, que hasta que se tramite la declaración de impacto ambiental del baipás de Chinchilla, conocido como la variante de Alcantarilla y Javalí Nuevo, no se sabrá nada del futuro del suelo que rodea las vías. No se trata de un asunto baladí, ya que el suelo es un recurso escaso en la localidad, dadas las características de su reducido término, y el anterior equipo de Gobierno del PP, en enero de 2011, cifró en 81.414 metros cuadrados la superficie de terreno que quedaría liberada en plena calle Mayor cuando Fomento acometiese el baipás de Chinchilla.

 

http://www.laverdad.es/murcia/alcantarilla/nuevo-plan-urbanistico-20180223014514-ntvo.html