Ayuntamiento y Comunidad aceleran la norma urbana para aprobarla en marzo

Castejón acuerda con Fomento que técnicos municipales y regionales trabajen codo con codo para subsanar cinco discrepancias.

La Comunidad y el Ayuntamiento mantienen cinco importantes discrepancias técnicas sobre el documento que regirá el urbanismo del municipio durante los próximos años. Por eso, la alcaldesa, Ana Belén Castejón, y la secretaria general de la Consejería de Fomento, Yolanda Muñoz, decidieron, en una reunión celebrada ayer por la mañana en el Palacio Consistorial, que técnicos de ambas administraciones inicien hoy mismo un trabajo en equipo hasta que consigan un texto consensuado. De ello depende el fin de la parálisis que mantienen infinidad de proyectos urbanísticos en el dique seco y ahuyenta inversiones inmobiliarias e industriales desde hace casi dos años. Una estimación conservadora de las pérdidas, realizada en círculos empresariales, la sitúa en más de diez millones de euros desde la primavera de 2016.

 

La norma transitoria, destinada a llenar los huecos que dejó la anulación judicial del Plan General de 2012, fue aprobada en junio del año pasado. Sin embargo, el periodo de alegaciones y la adición de parte de ellas al expediente hicieron que éste no fuera enviado a la Comunidad hasta diciembre, seis meses más tarde. Los funcionarios de la Consejería de Fomento enviaron una requisitoria, el día 28, para que los técnicos del Ayuntamiento dieran cuenta con detalle de la finalidad de las normas transitorias. En ella también pidieron explicaciones de las condiciones excepcionales que facultan para elaborar esta reglamentación tan especial.

 

http://www.laverdad.es/murcia/cartagena/ayuntamiento-comunidad-aceleran-20180126004204-nt.html