El auge del mercado aviva la conversión de la VPO en libre

Una tendencia ha empezado a recorrer el parque de viviendas protegidas: la descalificación. Es decir, desposeer a estas casas del régimen público y convertirlas en libres. La revalorización de la vivienda y el aumento de las transacciones están disparando el interés de los propietarios de Viviendas de Protección en llevar a cabo una descalificación voluntaria de las mismas y, así, poder venderlas a un precio libre. Lo confirma Ángel de Sancha, gerente de Vivienda Protegida Sí: "Mientras que de 2012 a 2015 se dieron menos descalificaciones voluntarias por la bajada del valor de la vivienda, de 2016 hasta ahora la demanda ha crecido considerablemente".

De hecho, las transacciones inmobiliarias de viviendas protegidas de segunda mano se han incrementado alrededor de un 36% desde el año 2014.

 

La pérdida de la calificación de una vivienda protegida supone su desvinculación con el Régimen Legal de Protección, que rige todo lo relativo a sus características: condiciones de uso, conservación y responsabilidades, ayudas económicas y, sobre todo, precios máximos de venta. Una transformación que, sin duda, puede resultar interesante para algunos propietarios.

 

http://www.elmundo.es/economia/vivienda/2018/01/22/5a60eb5046163fa6438b4622.html