El consumo de cemento volvió a caer en 2016

Las cementeras apenas prevén subidas este año

El consumo de cemento en España cerró 2016 con 11.140.639 toneladas, un 3,1% menos que un año antes, lo que supone decir adiós a las subidas experimentadas en los dos años precedentes, según la patronal Oficemen, que espera para 2017 un estancamiento o bien un crecimiento inferior al 1% para este año.

 

Después de cerrar diciembre con una caída del 3,8% hasta las 804.372 toneladas, el presidente de la agrupación de fabricantes de cemento de España, Jaime Ruiz de Haro, no espera un cambio sustancial para los próximos meses y recuerda que hay que remontarse a los años 60 o a la postguerra para ver unos niveles de consumo tan bajos.

 

En este sentido, sostiene que en un país como España el consumo sostenible de cemento debería situarse en 25 millones de toneladas y advierte de que tras una década de profunda crisis, el panorama para 2017 es "muy preocupante" debido a la caída de la obra pública como consecuencia de la reducción del déficit público.