los deberes del nuevo gobierno en vivienda

Los expertos piden incentivar el alquiler, avivar la rehabilitación, facilitar la promoción, subir el presupuesto para VPO y actualizar el sector hipotecario.

España vuelve a tener Gobierno en firme después de casi un año de Ejecutivo en funciones y llega la hora de retomar e impulsar iniciativas de calado. También en política de vivienda. Un área que, a falta de confirmación oficial, seguirá dependiendo del Ministerio de Fomento, aunque aún se desconoce si en forma de Dirección General, como en los últimos años, o se elevará a Secretaría de Estado, como reclaman algunas voces del sector. Sea como fuere, Fomento tendrá que afrontar desafíos y deberes pendientes en torno a la vivienda.

 

Muchas de las respuestas a estos retos las dará el nuevo ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (Bilbao, 10 de enero de 1971), que ha tomado el relevo de Ana Pastor, ahora presidenta del Congreso de los Diputados. Este ingeniero de Caminos, Canales y Puertos destaca, según sus partidarios, por apadrinar un urbanismo ligado a la tecnología. Por contra, sus detractores le critican por alentar un urbanismo extensivo.

 

La gran labor que deberá desarrollar De la Serna en vivienda será el nuevo plan estatal. Tiene prácticamente un año para redactar este documento después de que el Gobierno en funciones anunciara en septiembre que prorrogaba hasta 2017 el Plan Estatal de Alquiler de Vivienda y Rehabilitación, diseñado para 2013-2016 y que ha beneficiado a más de 570.000 familias. Por el momento, no hay confirmación oficial, pero esta extensión se da por hecha después de que el Ejecutivo haya informado de que destinará 550 millones de euros a políticas de vivienda -básicamente, a ayudas- en 2017.